Ya llevamos algunos posts hablando de la importancia de tener unos objetivos claros. De la importancia de saber a quién le quiero vender y pensar cómo debería hacerlo. De cómo identificar las conversiones necesarias para llegar a nuestro objetivo, etc. Y en todo este proceso de un modo u otro siempre hemos dicho: mide.

Mide tus acciones, mide tu tráfico, mide tus impactos, mide tu evolución. Mídelo con Google Analytics.

Es innegable que con la cantidad de esfuerzo que vamos a dedicar a crear una estrategia, ponernos en el lugar del usuario y rompernos los cuernos para dar con la mejor fórmula para dirigirnos a él, etc. Vamos a necesitas saber – y cuanto antes- si lo que estamos haciendo funciona. Si sigue los puntos marcados en nuestra estrategia.

De hecho, es igual de importante medir que plantearnos una estrategia. Piensa un momento en si abrieras tu propia web. Gastas mucho tiempo y esfuerzos en hacer publicidad, se lo cuentas a todo el mundo, hasta decides hacer una campaña de AdWords gastándote una pasta.

Pero.. cómo sabes si realmente te ha servido para algo? Este escenario que parece hasta surrealista, lamentablemente es la realidad. En el mundo real la mayor parte de las empresas y proyectos no tienen en cuenta la analítica del impacto.

No saben el tráfico que tienen, ni las visitas. Estamos hablando de que hay empresas (y muchas) que gastan mucho dinero en publicidad sin tener ningún objetivo claro y sin saber si realmente sirve para algo.

Google Analytics

Es casi un mantra: goooogle analytics. Por qué mola tanto este programa? Pues porqué es el mejor que hay para pequeñas, medianas y grandes empresas (para grandes grandes hay otras alternativas, pero hablamos de facturaciones de millones).

Y no solo es de lo mejor que hay sino que además es gratix. Ni cuotas, ni altas, ni tarjetas de crédito ni ná de ná. Para tener una cuenta en Analytics únicamente vas a su web y te registras con tu correo gmail.

Análisis y más análisis

Herramientas como esta nos permite obtener tanta información como seamos capaces de pedir. El límite está en nuestra creatividad. Es una pasada. Gracias a la profunda personalización, podemos obtener informes en lo que (por poner un ejemplo), podamos ver los usuarios que vivan en X país, que se conecten con un iPhone, entren a la web desde un enlace concreto en instagram y lo hagan los lunes. Por decir algo.

De hecho, podríamos profundizar muchísimo más. Gracias a Google Analytics podemos ver si nuestros esfuerzos en las redes y fuera de las redes funcionan. Podemos ver si al crear una campaña esta aumenta el tráfico en cierta página de nuestra web.

Detección de errores

Podemos ir más allá. Una herramienta de análisis nos permite detectar errores. Gracias a la lectura y analítica de los datos podemos descubrir en qué punto los usuarios abandonan la web, cuales son los puntos de salida, cuales son los puntos de entrada.

Podemos ver las páginas que miran, etc. Todo esto nos puede brindar información super relevante de cómo mejorar nuestra plataforma y nos puede descubrir errores. En definitiva nos puede ayudar a tener una web mejor.

google analytics grafico pablo marketing

¡Mide y vencerás!

Medir nos ayuda a ir más allá. Nos ayuda a ver si nuestra estrategia surte efecto y si está bien planteada. Nos ayuda a ver si nuestros esfuerzos funcionan. Medir nos ayuda a ver el tráfico de nuestra web y hacer una evolución.

Podemos jugar con históricos, con perfiles y con segmentos. Os acordáis el apartado de los segmentos? Pues podemos integrarlo en Google Analytics. Podemos definir un segmento y compararlo con el resto del tráfico.

Esto nos ayudará a mejorar nuestra estrategia. Igual queríamos venderle a usuarios que usan facebook y samsung galaxy nosequé y resulta que los que más entran y más compran llegan desde twitter y se conectan desde un ipad.

Medir nuestras acciones nos brinda la posibilidad de vender mejor, llegar mejor a nuestro público y ofrecerles un mejor servicio.

Lo “malo”

Obviamente si, todo en esta vida tiene un algo malo. No todo iba a ser perfecto. Pero si este es el único defecto que tiene Analytics (o que yo le he encontrado) pues la cosa tampoco está tan mal: Google Analytics no se puede utilizar en blogs gratuitos. Sabeis esos blogs que llevan miblog.blogger.com o miotroblog.wordpress.com o cosas así de vix o otros clientes de blogs o paginas webs parecidas.

Pues en todos estos no se puede implementar Analytics. Tiene que tener tu propia página web, o blog comprado, o lo que sea. Existe un motivo y al parecer no es económico (quiero pensar). El tema es que para implementar google Analytics con tu página tienes que añadir un pedazo de código (lo que se llama el código de seguimiento). Y los blogs gratuitos no te permiten alterar el código, te lo dan todo masticadito, todo hecho y muy poco personalizable.

Por lo que si quieres utilizar esta pedazo de herramienta vas a tener que contratar un dominio y un hosting (de lo que ya hablaremos más adelante). Pero si mi blog gratuito ya me dice las visitas que tengo. Clientes como Blogger o WordPress (entre otros) disponen de su propia estadística.

Tienen un contador de visitas que es como una mierda. No va bien. Va mal, muy mal. De hecho es un puñetero desastre. Si entramos en nuestra web y refrescamos la página mil veces, nos contarán mil visitas. Con Analytics no, ya que utiliza las cookies. Los clientes gratuitos funcionan por impresiones (veces que se carga la página) y no por otra cosa.

Contáctanos.

¿Te interesa lo que estás leyendo? ¿Quieres saber más? ¿Quieres más información o ponerte en contacto con nosotros? ¡No lo pienses dos veces, escríbenos y hablamos de lo que haga falta!

10 + 10 =

Artículos relacionados

Share This