Hoy no estoy inspirado, no tengo el día. Me he levantado raro y me he dejado la inspiración por ahí, en la mesilla de noche probablemente (junto al reloj, que también me lo he olvidado). No sé qué hacer. De verdad, no tengo ideas. Tengo que preparar un boceto para un nuevo proyecto y no sé ni por dónde empezar. Al cliente le dije que si, pero sinceramente hoy no estoy inspirado.

Bueno, no importa. Mientras pienso por dónde empezar me voy a poner con el trabajo de ayer que me quedaron pendientes algunos puntos. ¡Pero vaya! ¿Qué me está pasando hoy? ¡No doy pié con bola! Menudo desastre de día me espera y no son ni las 10…

Tengo que reconocer que a veces me pasa, me dejo la inspiración por ahí – unos días en casa, otros en la agenda, preparada para ser encontrada a las 12 de la noche, y otros días vete tu a saber.

Esto no puede ser. Ni puedo seguir igual ni me puede volver a pasar. Yo sé que puedo tener buenas ideas. Sé que soy capaz de ofrecer mucha calidad, pero oye, que hoy no tira la cosa…

Inspiración, dónde te has metido?

En la vida de todo artista, de todo diseñador, escritor, ilustrador, etc. se requiere la inspiración como medio de vida, como herramienta de supervivencia. ¿Qué sería de nosotros sin nuestra musa?

Pero la realidad es que esto va a días. Motivo por el que necesitamos técnicas y herramientas para sobrevivir a esos días en los que el dique está seco y nuestra espesura mental supera a la de un puré de patatas.

Todos conoceremos ya lo que es un Brainstorming o la importancia de ir a exposiciones/leer mucho/visitar noticias, blogs, etc.. diariamente pero la pregunta es: ¿realmente lo hacemos? Algo me dice que si este post ha conectado contigo algo falla…

En los posts venideros os iré presentando diferentes herramientas y técnicas para romper esas barreras, para salir a flote en esos días en los que uno no sabe ni cómo vestirse, esos días en los que en nuestra cabeza hay un nubarrón de esos que recuerdan a una pelota de cables usb junto con el cargador del portátil y ese cable que no sabes para qué sirve pero guardas por si acaso.

Share This