Como algunos sabréis soy un culo inquieto. Disfruto aprendiendo, descubriendo nuevas tecnologías, nuevos procesos y diferentes maneras de hacer las cosas. Hoy os hablo sobre el Lettering, que poco a poco se está poniendo de moda y cada vez somos más los que de un modo amateur o profesional nos estamos interesando por este arte.

Qué es el Lettering

El lettering es el arte de dibujar letras. El arte de dibujar palabras. No hay que confundir con caligrafía. La caligrafía es escribir de un modo concreto utilizando una tipografía (estilo de letra). En Lettering dibujamos números, letras y palabras. Normalmente cuando hablamos de caligrafía hablamos de trabajos hechos con herramientas de caligrafía concretas, ya sean plumillas, tintas determinadas. La caligrafía se escribe. Las tipografías, como bien hemos dicho, son estilos de letra. Todos conocemos la Arial, Times New Roman, Comic Sans, etc. Eso son las tipografías. Estilos de letra que siguen el mismo patrón en todo el pack. En cambio en Lettering la cosa cambia, no estamos escribiendo, no estamos siguiendo una tipografía ni nada por el estilo, estamos dibujando. Dejamos volar la creatividad, conectamos con nuestro yo más manual y pintamos, dibujamos y fluimos a través de los pinceles y los rotuladores. Podemos ver multitud de ejemplos ya que cada vez encuentro más y más contenido referente al tema en las redes sociales y blogs. Os dejo algunos ejemplos de lo que es el lettering (imágen extraída de Domestika):

Material inicial

Si estás pensando en empezar en Lettering, ya sea como aficionado o profesional lo primero que tienes que tener en cuenta que vas a necesitar un material para empezar a crear. Te parecerá mentira pero no te bastará con cualquier papel o cualquier rotulador. Te cuento. Empecemos por los rotuladores. Puede que no lo sepas pero existen unos rotuladores con la punta de pincel. Si, son un pasote y son los que vamos a utilizar. Si te pones a buscar encontrarás que hay bastantes marcas, de hecho a veces hay un momento en que ya no sabes cual escoger. Yo te recomiendo que te compres directamente los Tombow. He tenido Koi y no duran nada, son pequeños y muy muy sencillitos. Tombow son de alta gama y van muy bien, son más largos, tienen más tinta y tienen dos puntas (cosa que está super bien). Aunque son un poco más caros, pero valen la pena. Personalmente te diría que con uno o dos Tombow vas perfecto para empezar. Yo tiraría de negro hasta que te pongas creativo, da para mucho el negro y le puedes encontrar varios usos interesantes.

Como muy bien sabrás hay diferentes tipos de papel. Unos son más porosos, otros son más satinados, unos más gruesos, otros más finos…  el caso es que un papel poroso te machaca el rotulador antes y uno más satinado ayuda que el rotulador se deslice con más suavidad y absorve menos tinta cosa que alarga la vida del Tombow. Mi mejor opción para empezar (y para quedarte ya, porqué son una maravilla) son las libretas Rhodia son de muy buena calidad y tienes en diferentes formatos y tamaños. Las tienes con líneas, con puntos o en blanco. Todo depende de tus gustos. Personalmente las de puntos (dots) a mi me gustan mucho. Y ya está. Tampoco necesitas tanto no? Un rotulador en condiciones y una libreta.

Primeros pasos

Una vez tienes tu material inicial (que sin duda irás ampliando si esto te gusta) es hora de ponerse manos a la obra. Pero… ¿por dónde empezamos? Aquí no hay otra: practicar es la solución a todos tus problemas. Y para ello puedes encontrar miles y cientos de cursos y tutoriales sobre por dónde empezar. Particularmente encontré este video curso de Srta. Rock’n’Roll y me pareció de lo más ilustrativo, fácil y claro. La verdad es que me parece un excelente punto de partida:

Si entráis en el video podréis ver que es un curso que sigue durante varios videos. Perfecto para empezar a practicar. Porqué de esto va la cosa, de practicar, practicar y practicar.

“Practice make’s perfect” ORE

Y otra cosa que está super bien son los cursos que podemos encontrar en la propia web los imprimes y ¡te pones a ello! Eso sí, ten en cuenta el tipo de papel. Que la verdad es un puntazo poder contar con un montón de contenido gratuito antes de decidir si nos gusta o si queremos pagar más dinero. También podéis encontrar más plantillas descargables en otras webs:

Y si te hace gracia esto de practicar hay por ahí algunos libros bastante interesantes para ponerse a practicar. Aquí te dejo algunos que me han llamado mucho la atención:

Si te ha gustado este artículo, ¡no dudes en compartirlo con tus amigos! Hagámos que el conocimiento y la creatividad llegue a todas partes! ¡Comparte!

Contáctanos.

¿Te interesa lo que estás leyendo? ¿Quieres saber más? ¿Quieres más información o ponerte en contacto con nosotros? ¡No lo pienses dos veces, escríbenos y hablamos de lo que haga falta!

15 + 5 =

Share This