Hace unos días me encontré en la situación de que un cliente me pidió que le remodelara la web y un cambio de hosting. Básicamente lo que se encuentran todos los desarrolladores cada día de su vida.

El caso es que este cliente no quería perder ni un solo correo en la migración. Y claro, como sabéis cuando se migra una web de un hosting a otro se migran los datos, el dominio pero no los correos. Los correos se pierden.

Y esto es un marrón de narices. 

Como migrar mi web sin perder los correos.

Primero de todo tranquilos, es mu fácil.

Lo que vamos a hacer es lo siguiente: primero descargaremos los correos al ordeñador y luego los copiaremos a la nueva cuenta de correo. Joé, suena facil, ¿no? Pues lo es. Y por algún motivo cuesta mucho encontrar información de esto en internet.

Paso 1 – Descargar Thunderbird.

Probablemente se pueda hacer con cualquier gestor de correo pero con Thunderbird me ha resultado todo tan fácil y tan sencillo que para qué me voy a liar con otras opciones.

Toda migración finaliza en el momento que apuntamos las DNS al nuevo hosting. Pues el paso 2 es justo antes de cambiar las DNS. Vamos, antes de tocar nà.

Paso 2 – Añadir nueva cuenta en Thunderbird POP3.

Para ello es tan sencillo como ir al Thunderbird —> Herramientas —> Configuración de la cuenta y en el menú desplegable de abajo a la izquierda, vamos a seleccionar añadir nueva cuenta de correo electrónico.

Ahora nos tocará entrar los datos de siempre, usuario y contraseña. Pero aquí viene el truco del almendruco, cuando conectamos una cuenta a un cliente mail siempre tenemos dos opciones. O marcarla por POP3 o por IMAP y como no tenemos ni puñetera idea de lo que es uno u otro pues le damos o al que nos dicen o al que salga por defecto.

Algo importante a tener en cuenta es que vigilemos que se nos descarguen las carpetas con los correos y los contactos y eventos. De no ser así tenemos que entrar en el webmail y hacer una copia de seguridad de todo.

Pues bien, vamos a configurar la cuenta con POP3.  

Traducción para el común de los mortales:

Con POP3 lo que hacemos es descargar todos los correos a nuestro ordenador. Cuando recibimos correos nuevos los descargamos. Una vez ahí, ahí se quedan. ¿Ves por donde voy?.

Con IMAP todo es online, no se descarga nada y todos los cambios afectan a la nube.

Lo vas pillando, ¿eh?.

Paso 3 – Apuntar las DNS

Cuando ya tenemos configurada la cuenta en POP3 y se han descargado todos los correos cambiamos las DNS del dominio. Si no lo has hecho nunca es tan fácil como ir a un dominio que tengáis vuestro dentro del hosting contratado, copiar las DNS y poner las mismas DNS en el nuevo dominio.

Nota: este proceso puede durar horas, nosasusteis!

Paso 4 – Crear nuevo mail

Como hemos dicho, una migración no traspasa el correo, por lo que los correos se pierden. De modo que vamos a tener que crear uno nuevo.

¿Pero que pasa con el antiguo? ¡Lo perderé todo! Me muero! ¡Qué alguien llame a una ambulancia! 

No vas a perder nada porqué lo hemos descargado todo en Thunderbird gracias al haber configurado el POP3.

Creamos el nuevo mail, imagino que exactamente igual que el otro pero esta vez en el nuevo dominio.

Paso 5 – Añadimos el nuevo correo a Thunderbird con IMAP

Repetimos el paso 2. Herramientas, configuración de cuenta y añadimos el nuevo mail pero esta vez con IMAP.

De modo que vamos a tener dos cuentas iguales en thunderbird. Una con POP3 (todo descargado en el ordenador) que es la antigua y una nueva sincronizada por IMAP (todo en la nube)

Paso 6 – Copiar y pegar.

Si, tal cual, a lo bruto, disfrútalo y si quieres cuando termine pega un chillidito.

Vas a la cuenta con POP3, lo copias todo y lo pegas en la cuenta de IMAP te esperas el rato que te pida el thunderbird y ala. YATÁ.

Lo que has hecho es copiar a la nube todos los mensajes descargados.

Paso 7 – A vacilar de hacker.

Cuéntaselo a los demás, después de este tutorial estás hecho un maestro de las migraciones con mail. Pero no te olvides de compartir este artículo!

alojamiento wordpress

Artículos relacionados

Share This