El Marketing digital está de moda señores y señoras, todos hablan del SEO y el SEM, posicionamiento web, entradas, conversiones y un sinfín de términos que parece más bien un lenguaje en clave.

Pues bien, hoy vamos a ver qué es eso del SEO y del SEM y por qué deberían importarte si tienes cualquier tipo de relación con una plataforma web.

Lo mejor será empezar desde el principio:

El hecho es el siguiente, todos los que tienen una web es por un motivo: ganar dinero.

Podemos llamarlo de la manera que queramos pero al fin y al cabo lo que queremos es ganar dinero. Ya sea obteniendo ventas en nuestra eCommerce, vender nuestros servicios como consultores y asesores o informar de lo fantásticos que somos y de cuanto nos necesitas. En cualquier caso el fin siempre es el mismo: hacer pasta.

Pero claro, cómo vamos a ganar mazo de pasta si la gente no nos conoce? Si no nos ven el dinero no llega, si no nos conocen no nos contratan.

La era de montar un negocio y subir la persiana a la espera de que los clientes vinieran a soltar el money ya pasó. Esta es la era de liarse a puñetazos para lograr ser el primero de la cola cuando aparezca un posible consumidor.

Traducción: si nos ven nos conocen y nos compran. Si no nos ven, mal asunto.

Es aquí cuando entran esas grandes palabrejas: SEO y SEM.

En realidad cada una es un acrónimo:
SEO: Search Engine Optimization
SEM: Search Engine Marketing

Seguimos:

SEO

Este acrónimo tan chulo lo que significa es que mediante nuestra creatividad logramos que nuestro querido Google entienda que nuestra web es de calidad, seria y puede aportar valor al usuario a la hora de hacer una consulta. Es decir, que Google entiende que como molamos cacho siendo un blog de zapatos (por decir algo). Cuando un usuario busque zapatos en el buscador Google nos hará aparecer porqué considerará que somos un resultado que puede interesar al usuario.

Aquí está la madre del cordero. La lista de resultados de google es la lista de alternativas ordenadas por “importancia” (según en algoritmo de google).

Principalmente el SEO se encarga de que nuestra página mole un montón para que google nos tenga en cuenta. Esto puede hacerse mediante creación de contenido original e interesante, optimización de la web (reduciendo los tiempos de carga, limpiar el código de la página), etc.

Básicamente el SEO es nuestro trabajo por obtener una web chula y que atraiga visitas por funcionar bien, ser fácil e intuitiva y tener contenido de calidad.

Con SEO hablaremos de tráfico orgánico, son los usuarios que llegan a nuestra web a través de la decisión de hacer click en un resultado (en este caso) de google.

SEM

Pues el SEM no tiene nada que ver con el SEO. El SEM lo que viene a ser es el contrato de publicidad. No, no hablamos de vallas publicitarias en la autopista indicando que el Decathlon está a 35 km (porqué siempre te indican que estás cerca pero no donde). El SEM lo que significa es que trabajamos con las palabras clave, a través de una herramienta llamada Adwords. Podemos lograr que mediante un pago se activen unos anuncios en la página de resultados de Google referente a la búsqueda.

Sabéis esos anuncios que os aparecen en los primeros resultados y a la derecha en Google? Pues eso es SEM, conseguir aparecer ahí, ya que ello puede provocar un aumento muy considerable del tráfico a la página.

Conclusión. En el SEO te lo curras cacho para que la web sea la bomba y en el SEM pagas para que aparezcan anuncios a tu web al buscar ciertas cosas en google.

Hay que entender que estos dos conceptos son complementarios. Una estrategia bien planteada que tenga en cuenta tanto el SEO como el SEM funcionará mucho mejor que trabajar solo una de las dos herramientas.

En la siguiente imagen creo que quedará bastante claro:

alojamiento wordpress

Artículos relacionados

Share This